Imprimir

Ergonomía y Psicosociología Aplicada

Concepto

Teclado ergonómico La Ergonomía y Psicosociología aplicada como disciplina preventiva en el campo de la prevención de riesgos laborales tiene un objetivo muy importante desde el punto de vista de la salud de la persona. Por un lado la ergonomía   intenta buscar la correcta acomodación entre el puesto de trabajo, el entorno y las características de la persona y por otro lado la psicosociología aplicada intenta evitar la insatisfacción del trabajador. La especialidad trata de dar cumplimiento al punto d del Artículo 15 de la ley de Prevención de Riesgos Laborales en lo que concierne a: “Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud “. Por otro lado en coordinación con Medicina del trabajo trata de dar cumplimiento a los artículos 25 y 26 de la ley de prevención en lo que a protección de trabajadores especialmente sensibles a determinados riesgos se refiere y protección a la maternidad y lactancia teniendo en cuenta  y según se establece en el articulado a:
“Los trabajadores que, por sus propias características personales o estado biológico conocido, incluidos aquellos que tengan reconocida la situación de discapacidad física, psíquica o sensorial, sean especialmente sensibles a los riesgos derivados del trabajo. A tal fin, deberá tener en cuenta dichos aspectos en las evaluaciones de los riesgos y, en función de éstas, adoptar las medidas preventivas y de protección necesarias”

Campos de Actuación.

La Ergonomía trata de hacer confortable e infatigoso  el  puesto de trabajo de la persona. Así actúa desde el punto de vista de la prevención en riesgos tales como la fatiga física y mental de trabajo, así como la fatiga crónica.

El riesgo de fatiga física puede ser por posición, desplazamiento, manipulación de cargas y esfuerzos. La fatiga mental que aborda la parte psíquica tiene relación con las demandas de trabajo y nuestra capacidad de respuesta a las mismas. La recepción de información tanto en calidad como en cantidad, el tratamiento y la respuesta a la misma y que si no sabemos manejar y canalizar adecuadamente puede conducirnos a la fatiga. Cada persona tiene una resistencia diferente a la fatiga,  así es que para prevenir la misma habrá que realizar los descansos necesarios y pautados a fin de no agotar nuestras resistencias y no mermar la capacidad de trabajo. Un cansancio y fatiga excesiva e intensa , tanto física como mental , se traduciría en una fatiga crónica, generalmente irreversible que empeora con intensos trabajos físicos y mentales y que no se recupera con los descansos, convirtiendo a la persona que lo sufre en una persona limitada para muchas de sus actividades diarias.  

El campo de actuación de la ergonomía abarca también las condiciones ambientales y de espacio de trabajo a fin de mejorar el confort del trabajador, así pues estudia el ambiente térmico, lumínico, de ventilación del lugar, el espacio y volumen adecuado buscando la mejor adaptación con el puesto.

La Psicosociología intenta evitar la insatisfacción del trabajador en su puesto de trabajo buscando controlar los factores psicosociales que puedan resultar nocivos para la salud. Se entiende por factores psicosociales las condiciones de trabajo que tienen que ver con la organización, realización del trabajo y contenido de la tarea que si no se controlan adecuadamente pueden tener consecuencias negativas para la propia organización y  en la salud y bienestar del trabajador, no sólo físico y psíquico ,sino también social tanto en las  relaciones de trabajo como las personales. Los factores psicosociales no controlados pueden derivar en situaciones de estrés, ansiedad, adicción al trabajo, alcohol, estupefacientes, conflictos interpersonales. Para el caso concreto de los conflictos interpersonales, hay que actuar sobre ellos de manera preventiva solucionándolos en el momento en que aparecen ya que si no se actúa y se deja que crezcan pueden derivar en posibles situaciones de acoso en cualquiera de sus modalidades teniendo sus repercusiones tanto a nivel de organización como a nivel personal.